Aumentan seguridad en aeropuertos, estaciones y eventos en Barcelona

seguridad,Barcelona,

Los Mossos d’Esquadra incrementarán sus efectivos en la calle y en aeropuertos, estaciones de ferrocarril y puntos estratégicos y protegerán los puntos con mayor afluencia de vecinos y turistas con obstáculos móviles. Estas son dos de las medidas que se han adoptado esta mañana en la Junta de Seguridad de Barcelona, en la que han participado la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau; el consejero de Interior de la Generalitat, Joaquim Forn, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo. Además, han asistido también representantes de todas las fuerzas de seguridad y emergencias, entre ellas, la Guardia Urbana, los Mossos, la Policía Nacional y la Guardia Civil. Entre las medidas que el Ayuntamiento estudia también se encuentra la de la “peatonalización de vías, la instalación de obstáculos fijos o intervenciones urbanísticas específicas”.

Tras los atentados ocurridos en La Rambla de Barcelona, en los que perdieron la vida 13 personas y otro centenar resultó herido, las fuerzas del orden han adoptado un conjunto de acuerdos para reforzar la seguridad en la capital catalana. Un subgrupo específico integrado por técnicos de administración local, autonómica y estatal analizará de forma permanente los riesgos y valorará la adopción de medidas adicionales que se deban tomar en cada momento. De hecho, tras la reunión, Colau ha desvelado que tras los atentados perpetrados en noviembre de 2015 en la sala Bataclán de París se crearon en Barcelona diversos grupos de apoyo y asistencia a las víctimas para estudiar las actuaciones en caso de ataque terrorista.

Independientemente de las futuras actuaciones ordenadas por del subgrupo específico que analizará los posibles riesgos, los Mossos incrementarán un 10% sus efectivos para el operativo de seguridad ciudadana y un 20% los que destina a orden público e incrementará los efectivos en aeropuertos, nodos ferroviarios clave y lugares estratégicos. También se intensificará la vigilancia en grandes eventos, manifestaciones y conciertos, en los que se ampliará el perímetro de seguridad y las identificaciones de los asistentes.

La Junta ha decidido optar por proteger puntos de especial afluencia con “obstáculos móviles”. Sin embargo, no se descarta la instalación de bolardos fijos en la ciudad. De ello se encargará un grupo de expertos. “Este debate debe recaer sobre los técnicos”; ha sostenido el consejero de Interior, Joaquim Forn. “Las decisiones que tomemos deben ser eficaces, deben implicar realmente una mejora en la seguridad”, ha añadido. La cuestión de la instalación o no de bolardos en La Rambla ha causado cierta polémica en los últimos días. Ayer Barcelona en Comú, el partido de Colau, publicó la carta del ministerio de Interior a través de su cuenta de Twitter, en la que se recomendaba al Consistorio instalar obstáculos pero solo durante las fechas clave de Navidad.

Fuente: El País