Donald Trump aprueba un refuerzo militar en Afganistán

Afganistán,Estados Unidos,

La guerra más larga de Estados Unidos sigue sin tener una fecha de fin a la vista, ahora ya ni siquiera escrita en un papel. Donald Trump se dirigió anoche a los estadounidenses y reconoció que su estrategia para Afganistán tendrá que diferir de lo que él defendía antes de llegar a la Casa Blanca, que lo enquistado del conflicto hace imposible la retirada inmediata de las tropas. En un discurso en horario de máxima audiencia, desde la base militar de Fort Myer, en Arlington (Virginia), renunció a fijar un año para lograr la retirada de sus tropas -algo que sí hizo su predecesor, Barack Obama- y recalcó que serán las “condiciones” las que indiquen que el momento ha llegado.

“Una retirada apresurada crearía un vacío que los terroristas, incluidos el ISIS [siglas en inglés del Estado Islámico] y Al Qaeda llenarían de inmediato, tal y como ocurrió antes del 11-S. Y, como sabemos, América se fue de Irak de forma equivocada y apresurada”, señaló el republicano, culpando a Obama de esto último.

Estados Unidos lleva casi 16 años atrapado en la guerra afgana, sin haberla ganado y sin haber dotado a las fuerzas locales de autonomía suficiente como para abandonarlas, y el Pentágono ha acabado por convencer a Trump para que redoble sus esfuerzos en la zona. Aunque el presidente también advirtió de que no daría pistas al enemigo sobre las tropas que desplegaría, el departamento de Defensa tiene la autorización para elevar los efectivos en unos 3.000 o 4.000 soldados (ahora hay 8.500).

 

Fuente: El País