Estados Unidos impone nuevas sanciones a Irán

Irán,sanciones,Estados Unidos,misiles,
Las fuerzas armadas iraníes lanzan un misil Ghader en el mar de Omán durante unos ejercicios de la Armada./ ARCHIVO AP

El Departamento de Estado en Estados Unidos impuso hoy nuevas sanciones a Irán, que afectan a 18 personas e instituciones, como respuesta a las “continuas amenazas” por parte del país persa, que incluyen el programa misilístico iraní y el supuesto apoyo de Teherán a grupos terroristas.

De esta manera, el gobierno del presidente Donald Trump está aplicando una doble estrategia en su actitud hacia Irán.

Al mismo tiempo, sin embargo, representantes de alto rango de la Administración Trump aseguraron que Irán sigue siendo una amenaza para los intereses estadounidenses y la estabilidad en Medio Oriente.

El Departamento de Estado acusa a los destinatarios de las sanciones de apoyar el programa iraní para el desarrollo de misiles o apoyar a la Guardia Revolucionaria iraní o una organización criminal.

Respuesta iraní

A su vez, el Parlamento iraní respondió con un desafío, e inició este martes el procedimiento para votar una ley que refuerce el programa balístico del país y la fuerza Qods de los Guardianes de la Revolución para luchar contra las acciones “terroristas” de Washington, según la prensa.

Una amplia mayoría de diputados votaron a favor del examen “prioritario” de esta ley, informó la agencia Isna.

“El mensaje es claro y los estadounidenses deben comprenderlo. Lo que están haciendo está dirigido contra el pueblo iraní y el Parlamento lo resistirá con todas sus fuerzas”, declaró el presidente de la asamblea, Ali Larijani.

Según Isna, el texto de ley prevé conceder más de 260 millones de dólares suplementarios al programa balístico de Irán, y más de 260 millones a la fuerza Qods de los Guardianes de la Revolución, el ejército de élite del país, “para luchar contra el terrorismo”.

Los Qods están encargados de las operaciones exteriores. Irán apoya a los gobiernos de Irak y Siria enviando sobre el terreno a consejeros militares y voluntarios para respaldar a las fuerzas armadas de esos países en su lucha contra grupos rebeldes y yihadistas.

Fuente: Clarín-Mundo/agencias