Raúl Castro: no tenemos que recibir lecciones en DDHH

actitudes de la pasada guerra fría.

Raúl Castro: “Cuba no tiene que recibir lecciones en DDHH de EEUU ni de nadie”

En su primera mención pública al cambio de política del gobierno de Donald Trump hacia la isla anunciado en junio, el presidente cubano advirtió que fracasará cualquier estrategia destinada a “destruir a la Revolución mediante la coerción”El presidente cubano Raúl Castro aseguró este viernes que sobre derechos humanos Cuba tiene muchos logros de los que enorgullecerse y “no tiene que recibir lecciones de EEUU, ni de nadie”. Raúl Castro consideró esas medidas un “recrudecimiento del cerco unilateral” y advirtió que fracasará cualquier estrategia destinada a “destruir a la Revolución mediante la coerción u otros métodos sutiles”.

A las reuniones de la Asamblea no está permitido el acceso de los medios de comunicación extranjeros acreditados en la isla.

La administración del republicano Trump ha endurecido algunas de las disposiciones del embargo económico sobre Cuba que su antecesor, Barack Obama, flexibilizó como parte del deshielo diplomático entre Cuba y EEUU iniciado en diciembre de 2014, Cuba y Estados Unidos pueden cooperar y convivir respetando las diferencias y promoviendo todo aquello que beneficia a sus pueblos

En los cambios adoptados por Trump figuran la prohibición a estadounidenses de hacer negocios con empresas vinculadas al conglomerado estatal Gaesa, considerado el brazo económico de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y con intereses comerciales en muchos sectores, especialmente el turismo.

Trump también anunció su intención de imponer nuevas restricciones a los viajes de estadounidenses a Cuba, que aunque todavía no pueden viajar como turistas, se han convertido ya en el segundo mercado emisor de visitantes a la isla gracias a las facilidades que Obama puso a los contactos “pueblo a pueblo”.

Para Raúl Castro, esas medidas -que serán anunciadas formalmente por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) el próximo 15 de septiembre- implican “el retorno de una retórica vieja y hostil, propia de la guerra fría”.

El presidente cubano insistió en que las decisiones de Trump desconocen el apoyo de amplios sectores estadounidenses y de la mayoría del exilio cubano en ese país al “levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero y la normalización de vínculos, mientras que satisfacen a un reducido grupo de la Florida”.

Raúl Castro, que abandonará la presidencia de Cuba en febrero de 2018, reafirmó la voluntad de la isla de proseguir el diálogo y la cooperación con EEUU y la negociación de asuntos pendientes “sobre la base de la igualdad y el respeto a la soberanía e independencia cubanas”.

#AsiComoSuena