Macri pide al G-20 abordar sobre crisis en Venezuela

Mauricio Macri,derechos humanos,G20,Venezuela,

Mauricio Macri aprovechó sus escasos minutos protocolares en la sesión secreta del G20 para plantear la compleja situación que sufre Venezuela como consecuencia de las decisiones políticas ejecutadas por Nicolás Maduro. “Como Trump hizo mención a la situación de Corea del Norte, no quiero dejar pasar la oportunidad para hacer un llamado de atención a lo que pasa en Venezuela. No se respetan los derechos humanos y peligra la paz social que todos los que estamos acá pregonamos”, enfatizó el presidente argentino. Sólo Mariano Rajoy respaldó la posición de Macri, que utiliza todos los foros mundiales para exigir una transición democrática que termine con la administración de Maduro.

Hasta la presentación de Macri, todos los jefes de Estado se ajustaron a sus intereses geopolíticos. De hecho, Trump exhibió sus diferencias con Corea del Norte y su carrera para obtener un misil que pueda llegar a las principales ciudades de Estados Unidos. El presidente republicano, mirando de reojo a Xi Jinping, que planteó mucha cautela para tratar al régimen coreano, pronosticó una escalada diplomática contra Pyongyang.

Macri tiene una estrategia propia para obtener una salida democrática en Venezuela. Propuso distintas alternativas durante las sesiones del Mercosur, en la ONU, cuando se reunió con Francisco y en su bilateral con Trump. El presidente cree que Maduro debe dar un paso al costado y exige una hoja de ruta para estabilizar la economía, sostener las instituciones y convocar a elecciones libres antes de fin de año. Este plan provocó que Venezuela fuera expulsada del Mercosur y que el propio Maduro anunciara la renuncia de su país como miembro de la OEA.

Sin embargo, hasta ahora, todas las estrategias han fracasado. La oposición venezolana está dividida y los distintos negociadores internacionales –desde Felipe González hasta el secretario Pietro Paroli- no lograron un consenso para cerrar una tregua política y evitar que las muertes se multipliquen en cada marcha se convoca en las calles de Venezuela.

Macri sólo fue apoyado explícitamente por Rajoy y se aguarda que este asunto tan conflictivo aparezca en la declaración final del G20. Vladimir Putin tiene negocios comunes con Maduro y puede ser una traba para condenar a un gobierno que languidece inevitablemente. No será la primera vez que el líder ruso protege a Maduro.

Fuente: Infobae