Almagro pide convocar sesión extraordinaria para abordar sobre Venezuela

Luis Almagro,OEA,sesión extraordinaria,
Foto: EFE

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, solicitó hoy convocar una sesión extraordinaria “urgente” del Consejo Permanente del organismo sobre los “recientes acontecimientos” en Venezuela, a ser posible mañana, viernes 7 de julio, por la tarde.

La solicitud de Almagro se produce un día después del ataque de este miércoles a la sede del Legislativo venezolano por parte de grupos que se identificaron como chavistas, y que dejó 20 heridos, incluyendo siete diputados, y que fue condenado por varios países del continente y por el propio titular de la OEA.

Almagro envió una carta al presidente de turno del Consejo Permanente, el embajador brasileño ante la OEA, José Luiz Machado e Costa, para pedirle convocar “una sesión extraordinaria del Consejo Permanente, con carácter de urgente, a fin de abordar los recientes acontecimientos de la crisis política” en Venezuela.

La convocatoria, que aún debe ser confirmada por Machado e Costa, se haría “conforme al artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana”, precisó Almagro en la misiva, publicada en la página web de la OEA.

Dicho artículo establece que, “en caso de que en un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”, cualquier otro país perteneciente a la OEA o el propio secretario general podrán solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente.

Los cancilleres de los Estados miembros de la OEA han debatido en varias ocasiones sobre la crisis en Venezuela, más recientemente en dos reuniones en mayo pasado en Washington y a mediados de junio en Cancún, pero ambos encuentros se cerraron sin consenso debido en parte a la división entre las naciones del Caribe.

Almagro condenó  el asedio al Parlamento venezolano y aseguró que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro utiliza “el terror sobre los ciudadanos y la institucionalidad” como herramienta para “asegurar su permanencia en el poder”, y “pretende instaurar la violencia institucional del Estado” como “una nueva normalidad”.

Fuente: EFE