U.S.A. y España acordaron “aumentar la presión”.

El secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, se reunió con el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, y coincidieron en el diagnóstico sobre la crisis que vive el país petrolero. La ONU se mostró preocupada por la situación de la fiscal general Luisa Ortega Díaz

El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, afirmó este jueves tras reunirse con su homólogo de EEUU, Rex Tillerson, que “hay que seguir aumentando la presión para que Venezuela vuelva a ser una democracia“, e indicó que se trabaja sobre un posible encuentro entre los presidentes Mariano Rajoy y Donald Trump.

Hay que seguir aumentando la presión para que Venezuela vuelva a ser una democracia, se libere a los presos políticos y haya elecciones de verdad, libres, universales y secretas“, dijo Dastis a los periodistas a las puertas del Departamento de Estado, tras su encuentro con Tillerson, con quien dijo haber coincidido en esa posición.

Dastis recalcó que hay que trabajar “sobre todo con los países de la zona“, y lamentó por ello que “la iniciativa de México en la Organización de Estados Americanos (OEA) no tuviera éxito“.

En su asamblea anual de este año, celebrada en Cancún a mediados de junio, la OEA no logró aprobar la iniciativa de México, respaldada por EEUU, de incluir una referencia a la crisis de Venezuela en la resolución general sobre derechos humanos.

La falta de referencia a Venezuela fue interpretada como una victoria diplomática por parte del régimen militar de Nicolás Maduro.

Como alternativa, el ministro español apuntó a la posibilidad de crear “un grupo de amigos” que permita que “las dos partes (Gobierno y oposición) puedan sentarse a hablar” para “poner fin a esta situación trágica de crisis económica, política, humanitaria en que vive Venezuela“.

Intentos y presión por nuestra parte no va a faltar” para que finalmente se celebren “elecciones libres“, remarcó Dastis en este sentido.

#AsiComoSuena.