Trump advierte a Corea del Norte: “La paciencia se acabó”

Donald Trump,Corea del Norte,

El presidente, Donald Trump, insistió este viernes en que la era de “paciencia estratégica” con Corea del Norte se ha acabado y destacó la necesidad de una “respuesta decidida” al “brutal” régimen norcoreano, pero no aclaró si busca ampliar las sanciones a Pyongyang.

“Estados Unidos llama a otros poderes regionales a unirse a nosotros en la implementación de las sanciones (ya existentes) y en exigir que Corea del Norte elija un camino diferente y lo haga rápidamente”, dijo Trump en una declaración a la prensa después de reunirse con Moon en la Casa Blanca.

Expresó su esperanza de negociar un nuevo acuerdo comercial “justo” e “igualitario” con Corea del Sur, que reemplace al que entró en vigor en 2012, al recibir en la Casa Blanca a su homólogo surcoreano, Moon Jae-in.

“Estamos renegociando un acuerdo comercial ahora mismo con Corea del Sur, y confiamos en que sea igualitario. Será un acuerdo justo para ambas partes. Ha sido un acuerdo duro para Estados Unidos, pero creo que ahora será muy diferente y bueno para ambos países”, dijo Trump a los periodistas al recibir a Moon en el Despacho Oval.

Moon no hizo ningún comentario sobre comercio durante sus breves declaraciones al comienzo de la reunión, la primera que el nuevo mandatario surcoreano mantiene con Trump desde su llegada al poder en mayo.

Trump volvió a referirse al tema durante un encuentro más amplio con Moon y sus respectivas delegaciones, en el que enfatizó su preocupación por el déficit comercial de EEUU con Corea del Sur, que ascendió a casi 28.000 millones de dólares el año pasado.

“Estados Unidos tiene déficit comerciales con muchos países, y no podemos permitirlo (…). Por eso tenemos 20 billones de dólares de deuda” nacional, subrayó el mandatario estadounidense.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, dijo en el encuentro que el “desequilibrio comercial” de Estados Unidos con Corea del Sur “se ha duplicado” desde que entró en vigor el acuerdo bilateral con Washington en 2012, conocido popularmente como Korus, y el “mayor componente de ello es el comercio de automóviles”.

Fuente: EFE