Las recetas del FMI para castigar al trabajador y al empleador en Nicaragua

INSS
Sin las finanzas del INSS no mejoran podría concluir con el agotamiento de los fondos de reservas para el año 2024 explicó el Diputado Armando Herrera

Las reservas del INSS se agotan a pasos agigantados. Entre enero y febrero de este año, la institución de la seguridad social tuvo un déficit de más de 300 millones de córdobas, según los balances del Banco Central de Nicaragua.

El INSS tiene reservas líquidas para operar hasta 2019, según advirtió el Fondo Monetario Internacional la semana pasada después de permanecer por casi dos semanas en el país analizando las finanzas del Gobierno de Daniel Ortega.

El FMI hizo varias recomendaciones al Gobierno de Ortega que van encaminadas a castigar más a los trabajadores y también a los empleadores. Por ejemplo, dice el Fondo Monetario que hay que revisar la edad de jubilación que actualmente es de 60 años. En años anteriores había una propuesta de subir la edad de jubilación a los 65 años.

También el fondo recomienda elevar el número de semanas cotizadas para tener derecho a la jubilación. Actualmente el mínimo para jubilarse es 750 semanas que equivalen casi a a 15 años de trabajo.

El FMI también recomienda a Ortega subir los montos cotizables. Actualmente los trabajadores aportan el 6.25% de su salario y las empresas el 19%. El organismo internacional también advierte al gobierno que las pensiones reducidas y las entregadas a las víctimas de guerra deben ser asumidas por el Ministerio de Hacienda y no por el seguro social.

Pero el Fondo Monetario también recomendó al INSS eliminar varios servicios que el organismo no especificó en el documento divulgado el viernes desde Washington. Sin embargo el organismo internacional no se pronunció sobre la corrupción y la charanga que han realizado funcionarios del gobierno con el dinero de los asegurados. No exigieron, por ejemplo al INSS cuentas sobre las inversiones a condominios privados, y el crecimiento de la planilla supernumeraria de la institución.

El gobierno tampoco ha explicado cuál fue el alcance de la reforma al INSS que se comenzó a aplicar en 2014, que elevó las tasas aplicadas a las empresas del 16% al 19% y que le daría vida al seguro social hasta 2024. El Gobierno debe explicar por qué el INSS solo tiene reservas para operar hasta 2019 y no hasta 2024, como también lo calculó el FMI en su momento.

El Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP) ha venido advirtiendo la insostenibilidad de las finanzas del INSS.