Gobiernos latinoamericanos instan a Nicolás Maduro convocar a elecciones

Gobiernos latinoamericanos,Nicolás Maduro,Venezuela,elecciones,

Más de una decena de gobiernos latinoamericanos instaron al presidente venezolano, Nicolás Maduro, a convocar elecciones para resolver la crisis en el país petrolero, donde las protestas han dejado hasta el momento cinco muertos y decenas de heridos y detenidos.

Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay firmaron un comunicado para lamentar los fallecidos en la oleada de marchas antigubernamentales que han sacudido este mes a la nación caribeña, golpeada por una grave crisis económica y social.

“Exhortamos al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela para que rápidamente se definan las fechas para dar cumplimiento al cronograma electoral que permita una pronta solución a la grave crisis que vive Venezuela y que preocupa a la región”, dice el comunicado difundido por varios gobiernos latinoamericanos.

Los países también pidieron al Gobierno y a la oposición venezolana mantener la paz el miércoles, cuando ambas facciones saldrán a las calles en un ambiente de alta tensión tras meses de aguda escasez de alimentos y medicinas, una inflación descontrolada y una creciente violencia política.

“Hacemos un llamado al Gobierno (de Venezuela) para que garantice el derecho a la manifestación pacífica, tal como lo consagra la Constitución (…). Asimismo, hacemos un llamado a la oposición para que ejerza con responsabilidad su derecho”, agregó el comunicado.

La oposición acusa a Maduro de ser “un dictador” que controla los tribunales y que ha usurpado el poder del legislativo para imponer una agenda socialista que está llevando a la ruina al país con mayores reservas mundiales de crudo.

Maduro, cuya popularidad ha caído en picado desde que asumió el poder en 2014, advierte que sus adversarios son “traidores” que buscan una intervención militar extranjera y culpa de la profunda recesión a una “guerra económica” promovida por Estados Unidos contra su autoproclamada revolución bolivariana.

Fuente: Reuters