image

image

Miles de católicos participan en el viacrucis penitencial, recordando la pasión de Cristo y viviendo el dolor de nuestro Señor para salvarnos.