20 países de la OEA acuerdan acciones para restaurar democracia en Venezuela

OEA,Venezuela,democracia,
Foto/EFE

La Organización de Estados Americanos (OEA) inició  el debate sobre el colapso de la democracia en Venezuela, en una tensa sesión que culminó con el embajador venezolano acusando a México, Canadá y Estados Unidos de orquestar una conspiración para derrocar al régimen de Nicolás Maduro.

La sesión produjo el anuncio de que una amplia mayoría de la organización, conformada por 20 países, acordaron utilizar los mercanismos de la OEA para establecer una hoja de ruta que permita “en el menor plazo posible” restaurar el funcionamiento de la democracia en Venezuela.

Este texto es el cimiento para una resolución que se preparará en “los próximos días” y fijará “el mecanismo” con el que la OEA dará seguimiento a la situación en Venezuela, según explicó a los periodistas el embajador mexicano en la OEA, Luis Alfonso de Alba, al término de la reunión

La acalorada sesión extraordinaria –que estuvo a punto de culminar abruptamente luego de que distintos embajadores amenazaran con retirarse si el representante venezolano no moderaba sus ataques– vio la propuesta de varios países de la región de iniciar reuniones para hacer seguimiento de la crisis y buscar la manera de ayudar al país petrolero a recuperar la democracia.

La embajadora de Canadá, Jennifer May Loten, denunció una “ausencia de valores democráticos” en el país petrolero, y apremió al resto de países del organismo a trabajar para contribuir “a restaurar la democracia en Venezuela”. La embajadora leyó un pronunciamiento que dijo contar con el respaldo de 20 delegaciones, expresando preocupación por la difícil situación política, económica, social y humanitaria en Venezuela. “Estamos de acuerdo en la necesidad de encontrar propuestas concretas y de definir un curso de acción que contribuya a la identificación de soluciones diplomáticas en el menor tiempo posible dentro del marco institucional de nuestra organización”, leyó la embajadora canadiense.

El pronunciamiento contempla la consulta y participación “de todas las partes en Venezuela”, para apoyar el funcionamiento de la democracia y el respeto al Estado de Derecho dentro del marco constitucional venezolano, dijo.

“Coincidimos en la necesidad de que encontremos propuestas concretas para definir un curso de acción que coadyuve a identificar soluciones diplomáticas, en el menor plazo posible, en el marco institucional de nuestra organización y a través de consultas incluyentes con todos los Estados miembros”, agrega el texto.

Entre los firmantes del texto están Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Jamaica, Santa Lucía, Antigua y Barbuda, Barbados y Guyana, según reportó la agencia EFE.

El documento solo tiene tres puntos y no incluye las demandas de fijar un calendario electoral, liberar “presos políticos” ni respetar las decisiones de la Asamblea Nacional de Venezuela, que sí recoge la declaración conjunta de 14 países publicada el pasado jueves.

Esos 14 países son Canadá, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

Fuente: El Nuevo Herald