EEUU prohíbe portátiles y tabletas en cabina de aviones

La medida afectará a pasajeros de 8 países

portátiles,tabletas,EEUU
Foto/ABC

El Gobierno estadounidense ha prohibido a los pasajeros que viajen en determinados vuelos desde Oriente Próximo y Norte de África a Estados Unidos llevar en la cabina de la aeronave grandes aparatos electrónicos, según fuentes oficiales citadas por la agencia Reuters.

Los dispositivos tendrán que viajar en la bodega del avión dentro de la maleta facturada del pasajero. La restricción, que responde a una presunta amenaza terrorista, incluye aparatos como un ordenador portátil o una tableta, pero quedan excluidos teléfonos móviles y determinados artefactos médicos.

La medida solo afecta a aerolíneas extranjeras que vuelan desde una decena de aeropuertos en ocho países, como Jordania, Egipto o Arabia Saudí. Según un funcionario estadounidense, citado por el diario Financial Times, la restricción no se aplica en los vuelos que parten de Estados Unidos, sino únicamente en los que lo tienen como destino. Las nueve compañías afectadas tendrán cuatro días a partir de las ocho de la mañana de este lunes (7.00 GMT) para adecuar sus normas de seguridad a la nueva directiva, según Reuters.

Sin embargo, la aerolínea Royal Jordanian ha anunciado este lunes en Twitter que la prohibición habría afectado de inmediato a sus vuelos directos a EE UU o con escala en Canadá y destino EE UU, según informa Reuters. La compañía aérea Saudi Arabian Airlines también ha confirmado que la prohibición entra en vigor el miércoles, sin embargo, fuentes oficiales citadas por el Financial Times apuntan a que las aerolíneas Emirates y Etihad han declarado a Reuters por correo electrónico que no han recibido ninguna comunicación oficial. Un diario saudí también ha informado de que Washington había comunicado a Riad que en los vuelos hacia EE UU, los pasajeros tendrán que facturar sus computadoras y tabletas.

Es habitual que EE UU refuerce de repente la seguridad en determinados vuelos desde el extranjero, pero es inusual que impulse una restricción tan severa como esta. Las nuevas normas se habrían hecho necesarias tras una detallada evaluación por parte de los servicios de inteligencia estadounidenses, según ha afirmado un funcionario en declaraciones recogidas por Reuters. Este ha recordado que los vuelos comerciales siguen siendo uno de los objetivos de los grupos terroristas y que la medida es “adecuada” para defender la seguridad de los pasajeros.

Fuente: Reuters