Acuerdos entre OEA y Ortega no profundizan sobre crisis política del país

OEA,acuerdos,Gobierno
Foto/La Prensa

El gobierno de Daniel Ortega legitimó la farsa electoral al firmar ayer dos acuerdo con la Organización de Estados Americanos (OEA), donde se compromete a permitir la observación electoral en las municipales de noviembre próximo. Los dos acuerdos no profundizan sobre la crisis política del país, ni sobre el transfuguismo ni la pluralidad política en Nicaragua.

El Frente Amplio por la Democracia FAD, manifiesta por medio de un comunicado lo siguiente: Hemos conocido los tres acuerdos suscritos entre el Secretario General de la OEA, Luis Almagro con el gobierno y con el Consejo Supremo Electoral: el Memorándum de Entendimiento; el Acuerdo sobre el procedimiento de la misión de acompañamiento electoral y el relativo a los privilegios e inmunidades de los integrantes de la misión de la OEA.

Los nicaragüenses estamos sometidos a un régimen autoritario y dinástico, que se ha establecido mediante sucesivos y masivos fraudes electorales, violando nuestros derechos humanos.  El régimen de Ortega ha liquidado el derecho a elegir y ser electos, que la Constitución asegura a los nicaragüenses.

En noviembre del año pasado, más del 75% de los nicaragüenses rechazamos la farsa y el fraude electoral, absteniéndonos de asistir a las mesas de votación. Un sistema electoral, controlado desde su cúpula hasta las Juntas Receptoras de Votos por agentes del partido en el poder, no es garantía alguna para que los nicaragüenses ejerzamos nuestro derecho a elegir.  Tampoco lo es, si la oposición está vetada de participar porque le han confiscado, negado, rechazado o escamoteado la obtención de las condiciones legales para ello.  No hay, hasta ahora, ningún cambio en las condiciones del sistema electoral, que nos garanticen a los nicaragüenses que podremos, libremente, sin presiones, ni amenazas, ejercer nuestro derecho a elegir y ser electos.

La conformación de una misión de acompañamiento de la OEA, no cambia estas condiciones, señala el FAD..  Los nicaragüenses aún esperamos que el Secretario General de la OEA, presente públicamente el Informe de la OEA sobre la situación electoral en Nicaragua, que diera pie al diálogo bilateral entre la Secretaría Técnica de la OEA y el Gobierno de Nicaragua y aún esperamos que el gobierno cumpla con las recomendaciones de la Misión de Observación de la OEA de 2011.

Los acuerdos suscritos han sido tomados por la Secretaría General de la OEA y representantes oficiales del gobierno o el sistema electoral. Nadie ha representado al pueblo nicaragüense. Ni organizaciones de la sociedad civil, ni partidos y fuerzas políticas, ni gremios e iglesias, ni movimientos sociales, medios de comunicación o periodistas.  El pueblo nicaragüense ha estado ausente de la construcción de este acuerdo.  Como hemos señalado en otras ocasiones, eso difícilmente favorecerá la reconstrucción democrática de Nicaragua, señala el FAD en un comunicado.